Publicado: 20 de Octubre de 2017 a las 07:06

Con certificados como el de la cédula de habitabilidad se comprueba y corrobora que una vivienda cuenta con las condiciones básicas para poder ser habitada.

Existen hasta 3 tipologías diferentes de cédulas que se rigen en función de la antigüedad del inmueble, desde cédulas de primera ocupación para aquellos inmuebles de obra nueva hasta de segunda ocupación, para aquellas que ya existen, y de primera ocupación de rehabilitación, para aquellas en las que ya se ha efectuado algún tipo de reforma.

Si deseas más información sobre cómo obtener este tipo de certificados, contacta con Arquitectura Burgos.